Sociedaccion, publicación de artículos gratis, participación ciudadana, notas de prensa
  Usuario: Clave:    
   
 
Publicación de artículo gratis
Documento sin título
Llegó el futuro, sólo que no lo encuentro.   por    
Documento sin título
 
Documento sin título
 
Documento sin título
Home
DaniloAlberoVergara 5/23/2022 12:00:11 AM
DaniloAlberoVergara
El desempeño de Rubem Fonseca, Parte 2
Danilo Albero Vergara Escritor argentino
votos 0 comentarios 0 enviar vínculo a un amigo
Tags Literatura literatura hispanoamericana escritores latinoamericanos literatura latinoamericana Danilo Albero Vergara escritor argentino ensayos literarios novelas argentinas
 
Literatura latinoamericana, ensayos literarios, relatos, literatura hispanoamericana
 

(segunda parte, viene de primera parte)

(Cuento publicado en el libro Lucía Mc Cartney, 1967).

Estamos en el medio del ring. ¡Tiempo, segundos! -dice el juez– así mojado no puede ser, no lo vuelva a hacer -el Príncipe me seca fingiendo prisa-, ¡segundos afuera!, dice el juez. Nuevamente en el medio del ring. Estoy inmóvil. El corazón se me subió por la garganta, volvió al el pecho, pero todavía late fuerte. Rubão hace fintas. Miro bien su rostro, el tipo está entero, respira por la nariz, sin apretar los dientes, no tiene un solo músculo tenso en el rostro, la persona que está con miedo tiene mirada de caballo, pero él está tranquilo, apenas si se le ve el blanco de los ojos. Muy rápido, me hace un amague, amenaza, lo bloqueo, recibo un pisotón en el tobillo, un dolor terrible, pero menos mal que fue de arriba hacia abajo, si hubiese sido horizontal me quiebra la pierna. ¡Pum! el bofetón en el oído me deja sordo de un lado, con el otro oído escucho a la chusma delirando en las tribunas, ¿que les he hecho? siempre me apoyaron, ¿qué hice para que esos chupapijas tragones de leche, ¡paf, paf, paf! se me vuelvan em contra?, con un lomo de esos vas a terminar en el cine, Leninha ¿dónde te has metido pedazo de puta?, voy reculando, golpeo las cuerdas con mi espalda, Rubão me agarra, ¡al suelo! -grita Pedro Vaselina- yo todavía estoy bloqueándolo y ya es tarde: Rubão me da un rodillazo en el estómago, se aparta; por primera vez se queda inmóvil a unos dos metros de distancia, mirándome, debe estar pensando en como rematarme, estoy atontado, pero él es cauteloso, quiere estar seguro, sabe que en el piso soy mejor y por eso no quiere arriesgarse, primero quiere cansarme, no anda a tientas; tengo unos deseos enormes de bajar los brazos, los ojos me arden por el sudor, no consigo tragar la saliva pegajosa y blanca pegoteada a mi lengua, levanto el brazo, armo una cutelada, amenazo; él no se mueve, doy un paso adelante, él no se mueve, doy otro paso adelante, él da un paso adelante; los dos damos un lento paso al frente y nos abrazamos, el sudor de su cuerpo me hace sentir el sudor de mi cuerpo, la dureza de sus músculos me hace sentir la dureza de mis músculos, el hálito de su respiración me hace sentir el hálito de la mía; Rubão me abraza por debajo de las axilas, intento un candado de cuello, él coloca la pierna derecha detrás de mi pierna derecha, este tipo me va a voltear; mis últimas fuerzas, Leninha, pobrecita, este tipo me va a voltear, intento agarrarme de las cuerdas como un cagón entregado; el tiempo está detenido, yo quería luchar en el piso, ahora quiero irme a mi casa, Leninha; caigo de espaldas, giro antes que me planche y me ponga de espaldas, Rubão me agarra en un candado de cuello, me inmoviliza - ¡crac, crac, crac! tres rodillazos seguidos en la boca y la nariz, gong seguido de aplausos, Rubão se va a su rincón.

Pedro Vaselina no me dice nada, tiene el rostro triste de segundo de perdedor. Es terrible, querido, dice el Príncipe limpiando mi sudor. Hay que joderse, respondo, un diente se balancea en mi boca, apenas asegurado en la encía. Meto la mano, arranco el diente con rabia y lo tiro hacia los chupapijas. Todos me abuchean. No hagas eso, dice Pedro Vaselina pasándome agua para que me enjuague la boca, no tiene sentido provocar. Escupo fuera del balde el agua roja a ver si cae encima de algún chupapijas. Gong. ¡Al centro! -dice el juez.

Rubão está intacto, y yo estoy reventado. Ni sé en que round estamos. ¿Es el último? Ultimo o penúltimo, Rubão me va a querer liquidar ahora. Salgo en su búsqueda a ver si consigo darle un cabezazo en la cara; Rubão se desvía, me asegura entre sus piernas y me tira fuera del ring; los chupapijas deliran, tengo ganas de irme, si fuese valiente me iría ya, de pantalones cortos, ¡a dónde!, el juez está contando; irme, siempre hay un juez contando, automóvil, departamento, mujeres, dinero, siempre un juez, pulley con ochenta kilos, mancuernas con cuarenta, vida dura; Rubão me está esperando, el juez le pone la mano en el pecho para que no me ataque mientras subo, estoy jodido de verdade, me inclino, entro en el ring, al centro –dice el juez–, Rubão me agarra, me derriba, rodamos por la lona, el queda apresado en mi guardiã, entre mis piernas con la cara en mi pija, quedamos un tiempo así, descansando, Rubão proyecta su cuerpo hacia arriba y me da un cabezazo en la cara, la sangre llena mi boca con un gusto dulce y nauseabundo, golpeo con las palmas de las manos en sus oídos, Rubão retrocede un poco el cuerpo, de improviso rodea mi pierna izquierda con una planchada parcial, estoy jodido, si él completa su intento de ponerme de espaldas, estoy jodido y mal pagado, jodido y embaucado, jodido y despedazado, jodido y acabado, él hace una pequeña pausa antes de intentar una planchada definitiva; ¡jodido, jodido!, doy un giro violento, rodamos por la lona, paramos, ¡la puta que lo parió! Conmigo encima de él, lo planché ¡la puta que lo parió!, mis rodillas en el suelo, su tórax entre mis piernas, inmovilizado; ¡lo planché! ¡la puta que lo parió! ¡lo planché!, alegría, alegría, viento caliente que viene del odio de la chusma que reía por verme recibiendo en la cara; mersa de chupapijas putos cagones cobardes, golpeo la cara de Rubão, bien encima de la nariz, uno, dos tres – ahora en la boca, de nuevo en la nariz, piña, palo, mazazo; siento el hueso quebrándose, Rubão levanta los brazos para intentar parar los golpes, la sangre comienza a brotar de toda su cara, de la boca, de la nariz, de los ojos, de los oídos, de la piel; ¡la llave de brazo, la llave de brazo! -grita Pedro Vaselina, pasando la cabeza por debajo de las cuerdas–, es fácil hacer una llave de brazo cuando se está arriba en una planchada, para defenderse, el que está debajo tiene que estirar los brazos por encima de la cabeza, basta dejarse caer para uno de los lados con el brazo de él entre la piernas, el tipo está obligado a golpear en la lona; un silencio de muerte en el estádio, ¡la llave de brazo! -grita el Príncipe–, Rubão me ofrece el brazo para acabar con el sufrimiento, para poder golpear en el piso desistiendo, desistir en la llave es digno, desitir bajo los golpes es vergonzoso; los chupapijas y las putas hicieron silencio, ¡griten!; la cara de Rubão es una masa roja, ¡griten!, Rubão cierra los ojos, se cubre la cara con las manos, el hombre planchado no debe pedir la escupidera, Rubão debe estar rezando para desmayarse y acabar con todo, ya vió que no le voy a dar la llave de la misericórdia; ¡chusma!, me duelen las manos, le pego con los codos; el juez se arrodilla, Rubão se desmayó, el juez me saca de encima de él, en el medio del ring, el juez levanta mis brazos; las luces están prendidas, de pié, en las tribunas, hombres y mujeres aplauden y gritan mi nombre; levanto los brazos bien alto, doy saltos de alegría, los aplausos aumentan, doy saltos, aplausos cada vez más flertes;miro conmovido las tribunas llenas de admiradores y me inclino tirando besos a los cuatro rincones del estadio.

 

 

 

 


Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución – No Comercial – Sin Obra Derivada 4.0 Internacional.

 

 

 

Te gustó esta nota, compártela con tus amigos
ico_copada.gif ico_delicious.png ico_enchilame.gif ico_facebook.png ico_fresqui.gif ico_google.gif ico_meneame.gif ico_myspace.gif ico_technorati.png ico_twitter.gif ico_yahoo.png
Visitá otras notas de DaniloAlberoVergara
Traidores
Fásmidos y pareidolias
Morrendo estava a velha
¡O muerte inmarcesible!
Metamorfosis
Infames y famosos
 
Comentarios 0  
Enviá tu comentario
Para dejar tu comentario debes ser miembro de Sociedaccion.
 
Documento sin título
 
Documento sin título
 
 
 
 
Documento sin título
 
Nos contaron qué leen
Documento sin título
 
Documento sin título
ULTIMOS PUBLICADOS Letras
Traidores
DaniloAlberoVergara
Literatura latinoamericana, ensayos literarios, relatos, literatura hispanoamericana
 
8/5/2022 12:01:20 AM
 
Fásmidos y pareidolias
DaniloAlberoVergara
Literatura latinoamericana, ensayos literarios, relatos, literatura hispanoamericana
 
7/28/2022 12:04:55 AM
 
Morrendo estava a velha
DaniloAlberoVergara
Literatura latinoamericana, ensayos literarios, relatos, literatura hispanoamericana
 
7/20/2022 12:03:45 AM
 
¡O muerte inmarcesible!
DaniloAlberoVergara
Literatura latinoamericana, ensayos literarios, relatos, literatura hispanoamericana
 
7/12/2022 12:01:58 AM
 
Metamorfosis
DaniloAlberoVergara
Literatura latinoamericana, ensayos literarios, relatos, literatura hispanoamericana
 
7/5/2022 5:15:19 PM
 
Infames y famosos
DaniloAlberoVergara
Literatura latinoamericana, ensayos literarios, relatos, literatura hispanoamericana
 
6/30/2022 12:04:37 AM
 
Oikos y exilium
DaniloAlberoVergara
Literatura latinoamericana, ensayos literarios, relatos, literatura hispanoamericana
 
6/22/2022 12:00:13 AM
 
Fake news
DaniloAlberoVergara
Literatura latinoamericana, ensayos literarios, relatos, literatura hispanoamericana
 
6/13/2022 10:13:48 AM
 
Analepsis y prolepsis
DaniloAlberoVergara
Literatura latinoamericana, ensayos literarios, relatos, literatura hispanoamericana
 
6/5/2022 12:03:23 AM
 
Hipocondría y humor negro
DaniloAlberoVergara
Literatura latinoamericana, ensayos literarios, relatos, literatura hispanoamericana
 
5/31/2022 12:02:50 AM
 
Documento sin título
 
Documento sin título
 
Documento sin título
 
 
Documento sin título
 
 
 
Documento sin título
 
Publicar es gratis, sólo tienes que registrarte y escribir.